Reacciones en América Latina frente al nuevo golpe de Maduro contra el Parlamento de Venezuela

EL MUNDO 05 de enero de 2020 Por
Varios países de la región ya han condenado de modo contundente la “fraudulenta” elección de este domingo en la Asamblea Nacional, en la que, sin la presencia de Juan Guaidó y la oposición por impedimento de la dictadura chavista, el régimen le impuso un nuevo presidente al cuerpo legislativo
Untitled

Colombia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Bolivia y Costa Rica rechazaron la “fraudulenta” maniobra a través de la cual el régimen de Nicolás Maduro desplazó a Juan Guaidó de la presidencia de la Asamblea Nacional. También hubo pronunciamientos de la secretaria general de la OEA y de los gobiernos de los Estados Unidos, España y Portugal.

Venezuela volvió a estar en los ojos del mundo este domingo tras la tensa jornada que se vivió en la Asamblea Nacional (AN), donde se debía elegir a las nuevas autoridades. Luego de que la dictadura de Nicolás Maduro bloqueara el ingreso a los diputados opositores e instalara como titular del Parlamento a Luis Parra, aliado del régimen, la comunidad internacional rápidamente se pronunció sobre esta fraudulenta juramentación.

Recordemos que más de 50 países habían reconocido a Juan Guaidó, presidente legítimo de esa Asamblea, como única autoridad legítima de la república.

“En Caracas hoy Maduro intenta impedir a la fuerza la votación legítima en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó para la presidencia de la AN y del gobierno interino, crucial para la democratización del país”, señaló el canciller brasileño Ernesto Araujo. “Brasil no reconocerá cualquier resultado de esa violencia y afrenta a la democracia”, advirtió el diplomático.

Colombia también se pronunció sobre la sucedido en Venezuela. “El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza categóricamente que se haya impedido el acceso de los Diputados legítimamente elegidos al recinto de la Asamblea Nacional, así como a los medios de comunicación independientes”, indicó la cancillería a través de su cuenta de Twitter.

El gobierno de Iván Duque calificó de “fraudulento” el proceso electoral de este domingo, al indicar que se desarrolló “sin transparencia ni garantías”, por lo que no será reconocido por el país.

“Este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro debe ser condenado por todos los Estados comprometidos con la vigencia del Estado de Derecho y los Derechos Humanos. Alertamos a la comunidad internacional sobre el uso de la violencia en contra de los Diputados y sobre los obstáculos que han impedido llevar a cabo el proceso de elección de la Mesa Directiva de manera transparente”, agregó.

El gobierno boliviano emitió un comunicado para denunciar esta nueva arremetida del régimen contra la democracia en Venezuela: “El Gobierno de Bolivia rechaza categóricamente la manipulación e intervención de Nicolás Maduro en las decisiones de la Asamblea Nacional en contra de la democratización plena de Venezuela”. “Bolivia reitera su apoyo a Juan Guaidó y advierte a la comunidad internacional del peligro de la pérdida irremediable de la democracia y el estado de derecho en la hermana República de Venezuela”, agrega el texto emitido por el gobierno de Jeanine Áñez.

Antonio Rivas Palacios, canciller de Paraguay, manifestó que el gobierno de Mario Abdo “insta al cese inmediato de todo acto intimidatorio que impida el ejercicio de las libertades fundamentales perpetrado contra los parlamentarios de la AN y del Presidente Encargado Juan Guaidó”. El mandatario utilizó su cuenta de Twitter para hacer un llamado “a la paz y al respeto de la democracia”.

La comunidad internacional denunció un fraude parlamentario en Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)
La comunidad internacional denunció un fraude parlamentario en Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)
“El atropello de hoy contra Juan Guaidó es una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro. Aleja aún más a Venezuela de la senda democrática que el mundo entero le augura. ¡Nuestra solidaridad con las fuerzas democráticas del hermano país!”, indicó el presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

El gobierno de Costa Rica expresó “su más enérgica condena al régimen de Nicolás Maduro que de forma violenta ha impedido el ingreso a los diputados de la Asamblea Nacional para ejercer su derecho de elección”. “La inaudita y burda maniobra exhibe la naturaleza del régimen y constituye un grave golpe a la institucionalidad democrática. Costa Rica advierte que no reconocerá ninguna representación que pretenda el régimen de Maduro, pues carece de toda legitimidad. Al mismo tiempo, reitera su solidaridad con el presidente Juan Guaidó, con los diputados de la Asamblea Nacional y con el pueblo venezolano en su lucha por restaurar la democracia. El Gobierno de Costa Rica sigue con atención los acontecimientos y se mantiene en permanente consulta con gobiernos amigos para redoblar los esfuerzos en respuesta a este oprobioso ataque a la democracia en Venezuela”.

Luis Lacalle Pou, presidente electo de Uruguay, aseguró que el accionar del chavismo “constituye un nuevo golpe a la institucionalidad democrática, demostrando una vez más las maniobras del régimen de Maduro para centralizar el poder, violentando la voluntad popular”.

Más temprano, la embajada virtual de los Estados Unidos en Venezuela apuntó en su cuenta de Twitter que “lo que el régimen está haciendo en la Asamblea Nacional va completamente en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes que gobiernan el proceso”. “La democracia no puede ser intimidad”, remarcaron las autoridades norteamericanas.

Por su parte, Michael Kozak, Subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, aseguró que Guaidó “permanece como presidente interino bajo su constitución”. “La falsa sesión de la Asamblea Nacional de esta mañana careció de quórum legal. No hubo voto”, agregó.

Otro funcionario norteamericano que se expresó fue el senador republicano Marco Rubio, quien remarcó que “los diplomáticos en el interior presenciaron esta farsa en persona”. “Todo el mundo está viendo los videos de las tropas que bloquean físicamente la entrada de Guaidó”. Rubio acusó a la dictadura de Maduro de haber “asaltado” la Asamblea Nacional.

En Europa, hasta ahora se pronunció en España el Partido de Gobierno, el socialista PSOE: “Condenamos la obstrucción por parte de autoridades del régimen de Maduro a diputados de la oposición en su labor de representantes. El acoso debe cesar. La elección del presidente de la AN debe darse con el quórum y mayorías necesarias y según el reglamento de la Cámara”.

En la misma línea, se expresó Portugal. “Condenamos enérgicamente la violencia perpetrada por la fuerza pública contra el legítimo Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y contra los diputados de la oposición, que impidió la elección libre y democrática de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional”, denunció la cuenta oficial del Gobierno. Y agregó: “Cualquier supuesta elección celebrada al margen de la ley y de las normas democráticas es inaceptable y constituye un desprecio a la legitimidad de la Asamblea Nacional y una violación de la voluntad soberana del pueblo venezolano”.

La OEA condenó “los sucesivos actos de violencia contra la Asamblea Nacional” de Venezuela: “Repudiamos cualquier acción de usurpación realizada contraria a la legitimidad constitucional y a las mayorías de la AN”, indicó el secretario general del organismo, Luis Almagro.

“¿Cómo una dictadura se apodera del Congreso? La de Maduro a los golpes impidió hoy que el líder de la oposición ingresara a la sesión que debía votar su reelección”, escribió José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW).

Elisa Trotta, representante de Juan Guaidó en Argentina, denunció un “golpe al Parlamento”, y consideró que “no hay acción que atente contra un pueblo que decidió cambiar”.

Mientras a Guaidó y los diputados opositores la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) les impedía el ingreso a la Asamblea Nacional (AN), el chavismo y un grupo de diputados con vínculos con el régimen sí pudieron ingresar.

En un breve sesión, Luis Parra, quien el mes pasado fue expulsado del partido opositor Primero Justicia (PJ) por estar involucrado en un caso de corrupción y quien actualmente es un aliado de Maduro, juró como titular de la junta directiva y cerró la sesión rápidamente.

“Alertamos al mundo que la dictadura sin quórum juramenta a una junta directiva ilegal e inconstitucional. Ellos no representan al pueblo venezolano, es una maniobra para tratar de imponer a un grupo de cómplices de Maduro y su régimen en la AN”, denunció Julio Borges, militantes de Primero Justicia y canciller de Guaidó en Colombia.

En cuanto a la Argentina, las autoridades del flamante gobierno que asumió el 10 de diciembre pasado se encuentran deliberando sobre la actitud a asumir frente al nuevo avance del régimen de Maduro sobre la institucionalidad democrática de Venezuela.

El 27 de diciembre pasado, el presidente argentino Alberto Fernández decía en una entrevista: “En Venezuela hay un régimen que ha desatendido las reglas democráticas en muchos casos”.

Te puede interesar