Banco Central de Brasil destaca mejoría de la economía del país suramericano

EL MUNDO 17 de diciembre de 2019 Por
Decide a unanimidad bajar la tasa básica de intereses medio punto porcentual
america-latina-foto-shutterstock_12847125_20191217145500
El Banco Central alertó del “alto nivel” de “ociosidad” en el sector industrial

EFE - La economía brasileña continúa en la senda de una recuperación más lenta de lo esperado tras la profunda recesión vivida entre 2015 y 2016. (FOTO SHUTTERSTOCK)
 
El Banco Central de Brasil destacó este martes que la economía del país mejora, aunque aún opera con un alto nivel de “ociosidad”, y recomendó “cautela” de cara a próximas decisiones en materia de política monetaria.

 
La entidad considera que la mayor economía de Suramérica “ganó tracción” y prevé una aceleración en los próximos trimestres en virtud de los estímulos impulsados por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, como la liberación de diversos fondos de garantía laboral.

“El ritmo de crecimiento subyacente de la economía, que excluye los efectos de estímulos temporales, será gradual”, señaló el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central, en el acta divulgada hoy de la reunión que mantuvo la semana pasada.

 
 
En esa reunión decidió por unanimidad bajar la tasa básica de intereses medio punto porcentual, hasta el 4,50 % anual, lo que supuso el cuarto recorte consecutivo y un nuevo mínimo histórico en un país con tipos tradicionalmente altos.

El Banco Central alertó del “alto nivel” de “ociosidad” en el sector industrial, lo que impide un descenso más agudo del índice de desempleo, que en octubre era del 11,6 %, equivalente a 12,4 millones de personas sin trabajo.

Pese a que la actual coyuntura indica una política monetaria “expansiva”, recomendó “cautela” y enfatizó que sus próximas decisiones dependerán de la “evolución de la actividad económica, el balance de riesgos y las proyecciones y expectativas de la inflación”.

En este sentido, el Banco Central instó al Gobierno a continuar con la agenda de reformas y ajustes necesarios para “consolidar la caída de la tasas de intereses estructural y para la recuperación sostenible de la economía”.

En la reunión de la semana pasada, el Copom también valoró la menor participación del Estado en la economía, una de las banderas del actual Ejecutivo, y sus posibles implicaciones en la política monetaria.

Según el Banco Central, los cambios en el mercado de crédito, con mayor protagonismo del crédito libre, en el que los bancos tienen autonomía de prestar dinero captado en el mercado y definir sus tipos, puede impactar a la hora de fijar la tasa de interés oficial.

“Los miembros del Copom consideran que las transformaciones del mercado de crédito y capitales tienden a aumentar la potencia de la política monetaria”, apuntó.

Esta “mayor eficiencia” registrada en el mercado de crédito y capitales puede ayudar, según el organismo emisor, a reducir, antes de lo previsto, “la ociosidad del sector productivo” y al mismo tiempo presionar la inflación, actualmente en “niveles confortables”

Analistas del Banco Central prevén una subida de precios en 2019 cercana al 4 %, por debajo de la meta establecida por el Gobierno, que es 4,25 % con un margen de tolerancia de un punto y medio para arriba (5,75 %) o para abajo (2,75 %).

La economía brasileña continúa en la senda de una recuperación más lenta de lo esperado tras la profunda recesión vivida entre 2015 y 2016, periodo en el que el producto interno bruto (PIB) se retrajo en casi siete puntos porcentuales.

En los dos años siguientes creció alrededor de un 1 % y para este año se espera un resultado similar.

Con el objetivo de fortalecer esa recuperación, el Banco Central inició a finales de 2016 una bajada sostenida de la tasa oficial de intereses que se aceleró en este 2019.

Hace tres años los tipos estaban en el 14,25 % anual y desde entonces se han ido reduciendo hasta el 4,50 % anunciado este miércoles.

Te puede interesar